LOS TIRANTES, CUESTIÓN DE COMODIDAD Y ESTILO

Sea por timidez o por considerarse pertenecientes a otra época, la realidad es que todavía a nuestro país le cuesta sustituir su cinturón por los tirantes. Si bien Inglaterra ha sido siempre uno de sus mayores adeptos, ahora es Italia quien ha empezado a sustituir de manera masiva su antes inseparable cinturón y a producir y vestir los más estilosos tirantes. Las enormes ventajas tanto prácticas como estéticas que estos aportan, está haciendo que cada vez sean más los hombres a quienes no les importa rescatarlos de sus cajones.

Una de las reglas básicas del buen vestir, y que a veces se olvida, es que los pantalones de traje se visten en la cintura y no en la cadera. Conseguir esto con el cinturón no se antoja fácil ya que con el paso de las horas estos terminan, por norma general, descansando sobre la cadera. Además de por este motivo, son varios otros los que animan a cambiar el cinturón por unos bonitos tirantes. 

En primer lugar, no hay que olvidar que el cinturón divide el cuerpo en dos partes, algo que acorta la figura y le resta fluidez. Los tirantes mantienen, además, el pantalón siempre en su sitio dando igual las veces que uno se siente y se levante. Igualmente, el efecto óptico de una raya bien planchada favorece la estética del pantalón, y los tirantes al empujar el pantalón ligeramente hacia arriba consiguen acentuar esa raya.

Tirantes azul

Tirantes

Al igual que ocurre con otros complementos como, por ejemplo, el pañuelo de bolsillo, el poco uso que se hace de los tirantes se debe no a que se consideren  poco estéticos sino a que se siguen viendo como un complemento algo ostentoso. Sin embargo, la realidad es que atrás quedaron los tiempos en que estos solo acompañaban a banqueros, abogados y periodistas y hoy su uso se ha extendido entre todo tipo de profesionales y ocupaciones. Bastará con escoger un color o un diseño determinado para reforzar el look más dandi, el más formal o el más desenfadado y juvenil. 

Aquellos a los que haya convencido de dar una oportunidad a los tirantes, recomendarles también que en vez de utilizar las pinzas metálicas hagan uso de las abrazaderas de cuero o tela que con ellos suelen entregarse. A pesar de que las metálicas estén ahora más de moda que nunca, las de piel además de ser más estéticas reparten el “tirón” de los tirantes a lo largo de toda la cintura del pantalón sin concentrarlo en un punto concreto. 

Tirantes colores

Si además hemos tenido la suerte de que hayan sido las manos de un buen sastre las responsables de dar vida al pantalón, ya habrá este tenido en cuenta, además de cortarlo diferente por delante y por detrás, también de no coser pasadores en su cintura. Si no ha sido así, asegurémonos de descoser esos pasadores pensados para vestir el pantalón con cinturón. Aunque los tirantes deberían quedar siempre escondidos tras la chaqueta, aquellos que insistan en desprenderse de esta en sus lugares de trabajo deberían escoger para sus tirantes tonos que combinen con los de la camisa o la corbata.

 

By Bespoke

Deje una respuesta