Principios Generales de Urbanidad y Cortesía

Creo que todos nosotros hemos vivido y experimentado lo suficiente para saber qué es la cortesía, o al menos gran parte de nosotros podríamos tener una idea. ¿Pero realmente la pones en práctica? ¿La definición que te viene a la cabeza de manera inmediata es la correcta? 
Y qué decir de la urbanidad. Puede ser un término que no a todos nos resulte familiar, pero es igual de importante que la cortesía. Así que empezaré por este lado.

Comportarnos como debe ser, mostrar respeto por la sociedad y ser agradables en el trato con nuestros semejantes, es el precepto de la Urbanidad. Si has sido un caballero toda tu vida, es probable que la Urbanidad habite en ti. 

Muchos se preguntarán si importa mucho seguir estos preceptos. Bueno, si crees que la buena educación es algo importante, entonces es un “sí” rotundo. La Urbanidad contribuye a desarrollar en nuestra alma los sentimientos de fraternidad y respeto mutuo, que es fundamental en las relaciones sociales.

Urbanidad Hidalgo


¿Pero entonces no es lo mismo la Urbanidad y la Cortesía? Parecen defender los mismos principios, ¿cierto? Pero no. Hay un detalle que las diferencia.
Como pueden leer, la Urbanidad se limita a reglas generales, mientras que la cortesía consiste en la aplicación de esas reglas a todos los niveles de la vida social; no sólo obedece reglas o prescripciones de etiqueta, sino al sentido humano de cada persona.

Cortesia Hidalgo


Poner en práctica estas cosas queda en cada uno de nosotros; como todo en la vida, tenemos la dichosa libertad de escribir nuestro camino. Y no les digo esto para sonar poético o tendencioso, sino para hacerles llegar el pensamiento de la sociedad respecto a este tema. Evidentemente las personas que no proceden con ninguna de estas dos cosas son vistos como seres mal educados, aun cuando tengan grandes conocimienos y sean hábiles en su profesión –la educación no depende del trabajo que se tenga–. La falta de Urbanidad conduce a la grosería y, en algunos casos, a la pedantería.

Sociedad Trajes Hidalgo


Dicho esto, y basándonos en las ideas de la Urbanidad, debemos actuar hacia nuestros semejantes del mismo modo que quisiéramos que ellos nos trataran a nosotros.
Si al hacer un análisis interno no encuentras en ti algunas de estas características, siempre se puede osbervar e imitar los modales de las personas dignas de estimación por su buena conducta.
Y por último, estimados lectores, si desean seguir esta ideología de la Urbanidad, impongámonos deberes para con nosotros mismos y para con todos nuestros semejantes.

Por: Bespoke y AVH

Referencias:
Protocolo.org

Deje una respuesta